LOS QUILMES Y UNA POSTAL SOBRE NUESTROS PENDIENTES, CON PALITO ORTEGA INCLUIDO

LOS QUILMES Y UNA POSTAL SOBRE NUESTROS PENDIENTES, CON PALITO ORTEGA INCLUIDO

A 50 kilómetros de Cafayate (Salta), pero en jurisdicción tucumana, están las ruinas de una ciudad de los Quilmes, que se cree albergó hasta 6000 personas antes de la conquista española y de la cual no se tiene la seguridad que sea la mayor, ya que han existido decenas de asentamientos comunitarios similares, desde Catamarca hasta Jujuy, con la inmensa mayoría todavía por investigar.

En ese escenario, más sobrecogedor que cualquier templo que haya conocido, un guía joven, local, explica en una hora, – tal vez sin quererlo así – una postal de la historia del país de los últimos 40 años.
Los Quilmes estuvieron allí con su sociedad con caciques hereditarios pero sin propietarios, hasta que llegaron los incas e integraron a toda la región a un complejo sistema de vasos comunicantes productivos, donde los menos aptos aprendían de los más experimentados y todos daban su tributo para abastecer al imperio con base en Perú.
Llegaron los españoles y los Quilmes, ya librados a su suerte por la derrota de los incas en su metrópoli, resistieron 120 años de continuos ataques hasta que pasaron a perder porque los españoles les envenenaron las vertientes de agua de las cuales se abastecían. El aparente fin de la historia como pueblo autónomo es más conocido para la cultura urbana, por el genocidio de 2000 indígenas llevados a pie a Buenos Aires, de los cuales llegó solo un puñado.
Siglos de vientos, lluvias y arroyos con sedimentos, taparon todo recuerdo físico, que se limitó a la tradición oral entre generaciones, con pérdidas y distorsiones imaginables.
En 1977, Domingo Bussi, en lo que es una insólita paradoja, se interesó por los vestigios de aquella civilización dominada y exterminada y realizó un convenio con la Universidad de Buenos Aires para recuperar las ruinas. Un arquéologo y unos 40 trabajadores locales trabajaron 15 años para recuperar lo que hoy está a la vista: Aproximadamente el 15% de la superficie original, con centenares de habitaciones excavadas a medias, dando de cualquier modo una dimensión apabullante de lo que fue la vida precolombina en Argentina.
En 1992, Palito Ortega, en su tránsito de vendedor ambulante de café a filibustero de guante blanco, anuló el convenio con la UBA y concesionó todo el predio por 10 años a un empresario amigo, por un canon simbólico, que parece ni siquiera haberse pagado. Además, le otorgó un subsidio para infraestructura, que el cretino usó para construir un hotel 4 estrellas sobre el patrimonio arqueológico, destruyendo infinidad de restos valiosos.
Cumplida la concesión nadie tomó nota de ello, salvo las comunidades locales, que primero reclamaron, luego iniciaron un juicio cajoneado y finalmente en 2007 bloquearon el predio. Consiguieron así que se dictara una ley declarando al sitio patrimonio público y se clausurara el hotel, con el consiguiente juicio del empresario al Estado, que aún está pendiente.
Según nos dijeron, en estos días se estaría firmando un convenio con la Universidad Nacional de Tucumán, para retomar el trabajo interrumpido hace 21 años. En este período, en paralelo, se desarrolló la explosión de inversiones extranjeras y de amigos del poder político local en toda la región, que avanza y avanza, topadora mediante. Las vides se multiplican y los restos de tinajas funerarias o utensilios pasan a decorar algunas de las fastuosas sedes de bodegas que se diseminan hacia el norte de las ruinas de los Quilmes.
Los pobladores locales, dispersos en los puestos de campos que un día descubrieron de propiedad privada, fueron empujados hacia el cerro o hacia las villas de Salta o Buenos Aires, en lo que bien puede calificarse de la última etapa de la conquista, luego que se iniciara hace más de 500 años.
Es la prosperidad, el futuro del comercio global, el sueño del crecimiento eterno. Allá abajo, literalmente debajo de las piedras aún por remover, están los recuerdos de siglos.

Fatal error: Call to undefined method WP_Meta_Query::get_clauses() in \\HMFSW\WEB\DTCWIN071\propuestasviables.com.ar\public_html\wp-includes\comment.php on line 962