ELEMENTOS SOBRE EL EMPLEO EN LA ARGENTINA

ELEMENTOS SOBRE EL EMPLEO EN LA ARGENTINA

Desde siempre, con toda lógica, el desempleo ha sido una medida central de los problemas económicos y sociales del país y por ende una cuestión que requirió la atención de cualquier gobierno sensible y comprometido con la comunidad.

Desde 2003 a la actualidad el desempleo cayó de 15.6% al 6.7% y la subocupación pasó del 18.8% al 5.9%. Además, el nivel de actividad – o sea la proporción de la población total que trabaja o busca trabajo – aumentó del 42.8% al 46.1%. Estas cifras son todas positivas. Habilitan, en consecuencia, a hilar más fino y pensar en una nueva etapa de la promoción del trabajo en Argentina, para no caer en la situación poco conveniente – y falsa – de pensar que los problemas están resueltos.
Tenemos los siguientes títulos que atender:
. Diferencias entre regiones del país.
. Diferencias entre mujeres y varones.
. Trabajo juvenil.
. Sobre ocupación horaria.
. Asalariados sin aporte jubilatorio (trabajo en negro)
Como se verá en el detalle, se trata de varias cuestiones gruesas, que llevan a admitir que estamos aún lejos de considerar que nuestra gente tiene trabajo de calidad, que hay mucho camino por recorrer.

Diferencias entre regiones del país

Como en todo lo que sigue, se analiza los resultados de la encuesta permanente de hogares (EPH) del INDEC, que abarca 31 aglomerados urbanos y a partir de allí extrapola sus conclusiones al resto. Lo que sigue, en todo momento hace referencia a la población mayor de 14 años.

La desocupación tiene niveles similares en todas las regiones del país, con el detalle que puede confundir, – por lo que se verá más adelante – que tiene un mínimo de 3% en Cuyo y 3.4% en NE, con otro extremo en GBA con 7.7%. Puede confundir, porque estas cifras miden la cantidad de gente que busca trabajo con relación al total de población con actitud de trabajar, que es económicamente activa, y allí los números tienen diferencias importantes entre regiones. En GBA casi el 62% está activo, mientras que en Cuyo es solo el 55% y en el NEA el 50%. Por lo tanto, la relación entre la gente que trabaja y los mayores de 14 años, es bastante menor en el NEA o Cuyo que en GBA, a pesar que hablamos de menor desocupación en los primeros.
Entre extremos ( GBA y NEA) hay casi un 9% de diferencia en la población ocupada, con la característica que esos compatriotas no buscan trabajo. Comparando GBA con todos los otros centros urbanos en conjunto, la diferencia es del 4%.
Para una propuesta de desarrollo se necesita sumar explicaciones para esta cuestión, teniendo en cuenta además que al comparar centros urbanos, explicaciones referidas a la existencia de economías de subsistencia o a la mayor dificultad relativa de las mujeres para dejar su casa, pierden peso.

Diferencia entre mujeres y varones

El 69% de los varones mayores de 14 años está empleado, contra solo el 43% de las mujeres, aún cuando la desocupación de éstas es 8%, solo algo superior a la de aquellos (5.7%).
La diferencia para menores de 30 años se achica algo: 50% vs. 33% y por supuesto eso implica que aumenta en el rango de 30 a 64 años: 90% vs. 60%.
Esa diferencia se mantiene casi constante, cualquiera sea el aglomerado urbano que se elija.
La diferencia entre extremos, para las mujeres, va desde el 45% en Patagonia o 44% en GBA hasta el 37% en NEA. Las razones seguramente son diversas. Desde la tradición cultural, progresivamente desplazada por la fuerza de los medios de comunicación, que homogeneiza aspiraciones, hasta la menor disponibilidad de infraestructura de atención de los hijos, son causantes de la diferencia.
Lo concreto es que entre una tasa de ocupación en GBA del 71% de los hombres mayores de 14 años y del 37% de las mujeres de igual categoría en Formosa, hay una enorme dispersión de productividad real y potencial, así como de toma de ingresos por la población, que debe ser considerada en cualquier plan de desarrollo económico y social.

Trabajo juvenil

Solo el 27% de las mujeres y el 44% de los varones menores de 30 años, están ocupados, con una desocupación – reitero: personas que buscan trabajo – del 12.5% y el 10% respectivamente.
Pareciera que más que aumentar la propensión a trabajar de los jóvenes, la urgencia reside en asegurar que si buscan trabajo lo encuentren y con la dignidad debida. Este grupo etario tiene más opciones que los adultos, ya que muchos de ellos pueden prolongar su vida sin trabajo asalariado, apoyados en la estructura familiar.
Se trata de un tema importante por más razones que las del mercado de trabajo, ya que en esta etapa se definen vocaciones, capacidades de integración social, compromisos a futuro. Es necesario acumular experiencia internacional y darle al tema la entidad que hasta ahora no ha tenido.

Sobre ocupación horaria

En este rubro, las cifras son sorprendentes para cualquier no especialista. El promedio nacional de personas que trabajan más de 45 horas por semana es del 32%, con un pico en el NEA del 40%. Esto, por supuesto, no indica que el trabajo se realiza con un solo empleador, sino que es fruto de la acumulación de todas las obligaciones que asume un trabajador. Agreguemos a esto que el 23% de todos los ocupados son cuentapropistas y la combinación de ambos universos da una idea de la simultánea fragilidad y mala calidad del trabajo.

Asalariados sin descuento jubilatorio

Si el 34% de los asalariados del país no está en regla, con picos del 42% en NOA y 41% en NEA, estamos en un problema serio, que en realidad ratifica los elementos ya presentados, para configurar un escenario que podríamos sintetizar diciendo:
. La ocupación no es el problema central del trabajo en el país, sino que la calidad de esa ocupación es la determinante, ya no de la desocupación, sino de la tasa de actividad. Es decir: quien decide trabajar, tiene muchas más posibilidades de conseguir ocuparse que hace una década. Pero eso no significa que tiene alta probabilidad de contar con la gratificación asociada a una carga horaria prudente, junto con la cobertura previsional y de obra social. De manera concurrente, no se puede esperar que en tal escenario la retribución sea digna.

Conclusión sucinta

Este trabajo está hecho para aportar elementos en el diseño de una política de desarrollo en una provincia pobre. No es más ambicioso que poner sobre la mesa algunos datos que quedan ocultos detrás de la simplificación de considerar solo datos de desocupación.
Además de la evidencia de menor ocupación neta fuera del Gran Buenos Aires, que reclama más industria y actividades conexas, las principales ideas fuerza que emergen son:

. Se necesita mucha mayor estructura de apoyo al trabajo de la mujer, incluyendo el diseño de algunos sistemas eficientes que admitan el trabajo en el domicilio.
. El trabajo juvenil debe tener características más motivadoras que aquel que proviene de la inercia histórica, considerando además la superposición de las etapas de formación y capacitación imprescindibles.
. El sobre empleo y el empleo en negro no son una cuestión a encarar solamente con regulaciones. El primero, incluso, no hay forma de modificarlo más que mejorando la apropiación de valor por parte de los segmentos más débiles de la cadena de valor. La falta de equidad aparece aquí con toda fuerza y no parece que el único camino – ni siquiera el mejor – sea la modificación de la normativa impositiva a las empresas. Mas bien, lo que reclama un cambio, seguramente fuerte cambio, es la forma en que se genera la riqueza, dando más capacidad de manejo a los que hoy son más débiles.
En definitiva, las cifras expuestas constituyen un alerta importante para cualquier mirada estratégica de desarrollo. Si se ignoraran, puede basarse un plan en la simple convocatoria a inversores que aprovechen recursos naturales del lugar, aspirando a que los que hoy no estén ocupados o lo estén malamente, mejoren en el futuro. Las estadísticas señalan que cuando se recorrió ese camino, ya que no es otra cosa lo que se ha hecho hasta hoy por décadas, se generó este escenario laboral.
Si queremos otra cosa, hay que hacer otra política de inversiones y de gestión de esas inversiones.
2.5.12

Fatal error: Call to undefined method WP_Meta_Query::get_clauses() in \\HMFSW\WEB\DTCWIN071\propuestasviables.com.ar\public_html\wp-includes\comment.php on line 962